Tipos de lepra

Durante muchos años la enfermedad de Hansen fue la causa de destierro de quien la sufría, pues se consideraba un castigo por pecado. En la actualidad, las investigaciones han dejado claro a qué clase de padecimiento pertenece. A continuación, apunta los tipos de Lepra y descubre lo que puede provocar en sus distintas manifestaciones.

Tipos de Lepra: Lesiones claramente definidas

La enfermedad de Hansen se manifiesta con lesiones en la piel y a nivel neurológico que impiden la actividad motora e incluso de sensibilidad. Dentro del cuadro clínico que experimenta el paciente es posible encontrar 2 tipos de lepra. Estas se identifican de la siguiente manera:

Lepra denominada lepromatosa

Tipos de lepra

Es la forma de lepra más grave que existe. Ya que, su infección es de tipo progresiva y trasmisible. Lo cual, compromete la mucosa ocular y nasal, además, ocasiona hemorragias y pérdida de las cejas. Los síntomas que manifiesta esta afección son:

  • Lesiones cutáneas en forma de placas eritematosas, es decir, enrojecidas e inflamadas. Puede aparecer en el rostro, área de los glúteos, pabellón auricular y miembros inferiores y superiores.
  • También, lesiones en forma de nódulos que aparecen en el área ya descrita.
  • Inflamación generalizada donde la piel adquiere un aspecto brillante y liso similar al edema, especialmente en manos y pies.
  • Fiebre, malestar general, dolor de cabeza, neuritis e inflamación de las articulaciones.

Esta infección avanza de forma lenta afectando órganos importantes como los riñones, el vaso, los ganglios linfáticos y testículos. Las lesiones se van engrosando perdiendo la sensibilidad, por la muerte de los nervios y causan dolor agudo.

Además, esto trae como consecuencia heridas y cortes que se pueden infectar y agravar la enfermedad.

Tipos de lepra: Tuberculoide

Es un tipo de lepra menos agresiva que tiende a curarse de forma espontánea y en caso de tratamiento, responde rápidamente a este. Los síntomas que presenta son:

  • Lesiones en la piel y en los nervios que rodean el área afectada. Estas se presentan en el área del rostro, con bordes elevados y bien definidos, especialmente en el área del cuello y orejas.
  • Inmovilidad en los miembros inferiores y área glútea, que provoca dolor e inflamación de los nervios. En caso de que no se detecte a tiempo, es posible presentar daño nervioso severo.
  • La superficie de las lesiones es seca, de color rosa y de textura irregular. Además, si la enfermedad avanza, es posible manifestar pérdida de la sensibilidad al tacto y temperatura.

Ambos tipos de lepra cuenta con un tratamiento específico que alivia los síntomas. Sin embargo, es necesario acudir a los controles mensuales e informar los efectos y síntomas que se manifiesta bajo efecto de los medicamentos. De esta manera, se frena el progreso de la enfermedad.

En conclusión, los tipos de lepra son dos, la lepromatosa y tuberculoide. Ambas se manifiestan con lesiones en la piel que comprende el área del rostro y cuello, así como los miembros superiores e inferiores.