Lepra diagnóstico | Cómo diagnosticar esta enfermedad

El diagnóstico de la lepra debe hacerse de manera oportuna. Para esto, el profesional de la salud debe reconocer y diferenciar las lesiones, ya que es una enfermedad infecciosa que puede confundirse con otras de similar manifestación.

Diagnóstico de la lepra

La lepra también es conocida como la enfermedad de Hansen. Es causada por la bacteria Mycobacterium leprae, un bacilo ácido alcohol resistente. Aunque, no es altamente contagiosa, si pueden darse casos por contacto con saliva o secreción nasal.

Además, debido a que puede incapacitar a la persona con el paso del tiempo, es necesario un diagnóstico eficaz.

Lepra diagnóstico: Examen físico

lepra diagnostico

Las manchas claras en la piel son el primer signo. No obstante, el médico realiza una evaluación general de la siguiente manera:

  • Examina toda la piel y la sensibilidad en la zona de las manchas.
  • Palpa los nervios.
  • Explora manos y pies en busca de deformidades.
  • Realiza un frotis cutáneo.
  • Hace una historia clínica del paciente.

El médico se basa en la información que le suministra el paciente. Por ejemplo, el tiempo que lleva con las manchas, si le duelen, arden o pican o si presenta adormecimiento en las extremidades.

Cómo saber si es lepra

Existen varias enfermedades que también se manifiestan con manchas en la piel. Por ello, es preciso seguir estrictamente estos 4 pasos:

Sensibilidad en la piel

lepra diagnóstico

Las pintas de la lepra pueden ser de distintas formas y más claras que la piel alrededor. Asimismo, la mancha tiene borde prominente y es rojiza. Además, al tocar suavemente sobre la imperfección, se verifica si existe o no sensibilidad.

Por otro lado, hay casos en los que una zona de la piel se engrosa, pero sin manchas. En estos casos, se torna brillante y reseca a la vez. Incluso, puede llegar al punto de tener bultos o nódulos.

Nervios dolorosos

Se palpan los nervios en busca de daños neurales, sobre todo en pies y manos. Los claves son el ciático poplíteo y el cubital externo en el codo posterior. Cabe destacar que, si hay dolor significa que la enfermedad está avanzada.

Daño neural

Este se detecta al no haber sensibilidad en manos y pies. En este caso, es un riesgo para el paciente porque puede sufrir cortes o quemaduras y no darse cuenta.

Frotis cutáneo

Es una prueba de laboratorio para confirmar infecciones. La cantidad de bacilos detectados informan el grado de la enfermedad.

Para concluir, la observación minuciosa es el mejor aliado en el diagnóstico de la lepra. Además, es la principal manera de evitar daños permanentes en mucosas, nervios, extremidades y ojos.